Por FRANCISCO VARGAS M.

Interesante resultó la Corrida Charro-Taurina que se llevó a cabo este sábado 24 de abril en la Plaza de Toros La Macarena de Encarnación de Díaz, en la cual los matadores: el aguascalentense Luis David, el norteño Antonio García ‘El Chihuahua’ y el tlaxcalteca Uriel Moreno se alzaron como los triunfadores al cortar, respectivamente, dos orejas y rabo, dos apéndices, y dos orejas (en el de regalo), premios que les redituó a los tres diestros salir en hombros al final de festejo.
Ante una aceptable entrada y clima agradable, se jugaron toros (uno de regalo) de la ganadería jalisciense de José Barba, mismos que no presentaron complicaciones y cumplieron en varas, destacando, de manera especial, el cuarto y sexto, que por su calidad y bravura fueron premiados con arrastre lento.
Abrió las hostilidades el novillero aguascalentense Alejandro Adame, quien estuvo con enorme disposición para escuchar merecidas palmas.
Uriel Moreno ‘El Zapata’, por su parte, no escatimó esfuerzo alguno, estando con gran entrega para recibir fuertes palmas.
Al no tener suerte, regaló uno de la misma dehesa titular, al que le cuajó una faena alegre y variada para cortar las dos orejas.
Arturo Macías con capa se lució al igual que con muleta, por lo que fue ovacionado.
Antonio García ‘El Chihuahua’, ante un toro que tuvo calidad en sus embestidas, logró una faena de gran proyección, siendo premiado con las dos orejas.
Diego Silveti, bien con capa y muleta, fue reconfortado con calurosas palmas.
Sergio Flores trazó una entendida y solvente faena por ambos lados, donde templó y mandó para palmas.
Luis David, por último, desde que se abrió con capa estuvo lucido, estando en ese mismo tenor con sarga, logrando una faena con pases de profundidad y largueza, aprovechando las nobles y estupendas embestidas del toro, por lo que fue reconocido con los máximos trofeos: las dos orejas y rabo. (pacovargas_@hotmail.com <mailto:pacovargas_@hotmail.com>)