Unos jóvenes se debaten entre la vida y la muerte, luego de que el vehículo en el que viajaban fue impactado frontalmente por un tráiler, cuyo operador invadió el carril por donde ellos se desplazaban y, posteriormente, de manera cobarde se dio a la fuga, dejándolos abandonados a su suerte.
Una de las víctimas quedó prensada entre los fierros del destrozado vehículo, por lo que fue necesaria la presencia de los Bomberos Estatales para poder liberarla.
Fue el domingo a las 02:10 de la madrugada, cuando en el número de emergencias 911 se recibió un reporte, donde se informaba que en la carretera federal No. 71 La Providencia-Luis Moya, a la altura del entronque con la carretera al poblado La Victoria, en el municipio de Tepezalá, se había registrado un fuerte choque frontal entre un vehículo y un tráiler, además de que había varias personas lesionadas.
Por tal motivo, de inmediato se trasladaron hasta el sitio señalado los policías preventivos de Tepezalá, policías estatales, agentes de la Guardia Nacional y la ambulancia ECO-331 del ISSEA.
Fue a la altura del kilómetro 19+500, donde se localizó únicamente un coche Chevrolet Chevy, color blanco y placas de circulación de Aguascalientes, que se encontraba completamente destrozado de su parte frontal, además de que en el interior estaban el conductor y su acompañante gravemente lesionados.
Al momento que los paramédicos del ISSEA procedieron a brindar los primeros auxilios a las víctimas, se percataron que el conductor identificado como Ricardo, de 20 años, con domicilio en el poblado de El Refugio, Tepezalá, se encontraba prensado de sus extremidades inferiores.
Por tal motivo acudieron Bomberos Estatales, quienes apoyados con el equipo hidráulico, realizaron las maniobras necesarias para poder liberarlo.
Una vez que lograron rescatarlo, lo entregaron a los paramédicos del ISSEA, quienes junto a su acompañante Ángel, de 21 años, fueron trasladados a recibir atención médica al Hospital General de Rincón de Romos.
Se estableció que Ricardo sufrió una fractura expuesta en el fémur izquierdo, un traumatismo craneoencefálico severo y un traumatismo de tórax. Mientras que Ángel, resultó policontundido.
Asimismo, se estableció que al momento del accidente, el vehículo Chevrolet Chevy se desplazaba en condiciones normales por la carretera federal No. 71 en dirección de norte a sur, cuando al llegar al entronque con la carretera que conduce al poblado La Victoria, fue impactado de frente por un tráiler que se desplazaba en sentido de sur a norte y cuyo chofer invadió el carril contrario.
Luego del accidente, el cobarde trailero se dio a la fuga en la misma dirección que llevaba, dejando abandonados a su suerte a los dos jóvenes lesionados.