En la segunda semifinal de la Copa Italia, el conjunto de Napoli cayó por un marcador de 3-1 ante el Atalanta, en donde Hirving Lozano anotó el único tanto de su equipo, pero lamentablemente su equipo no pudo darle la vuelta al marcador, y fueron eliminados del campeonato.
Luego de que la Juventus ganara el primer boleto a la final de la Copa Italia, al superar al Inter de Milán, el día de ayer el Atalanta y el Napoli pelearon por el segundo boleto, en donde el conjunto de Bérgamo consiguió su pase al eliminar al vigente campeón.
El primero en marcar fue Duván Zapata con un disparo potente desde las afueras del área, anotando un golazo en el partido apenas al minuto 10, y seis minutos más tarde gracias a una triangulación sublime entre Grisen, Zapata y Matteo Pessina, el italiano anotó el 2-0 en la cuenta.
En los minutos restantes de la primera parte el Atalanta pudo haber mejorado su ventaja pero por errores en la ofensiva no lograron sentenciar el partido, y a los ocho minutos de la segunda mitad el mexicano, Hirving Lozano, recortaría las distancias con un contrarremate dentro del área.
Sin embargo, en los siguientes minutos los napolitanos no lograron empatar el encuentro, y al minuto 78 la conexión Zapata y Pessina volvió a aparecer con una pared dentro del área, sellando la victoria del Atalanta por un marcador de 3-1.
Con esta derrota el campeón de la copa pasada, Napoli, quedó eliminado del torneo, y el delantero mexicano se llevó un amargo sabor de boca a pesar de haber marcador su doceavo gol de la campaña, convirtiéndose el jugador con más goles en su equipo.
La gran final de la Copa Italia se disputará el próximo 19 de mayo entre Juventus y Atalanta; la Vecchia Signora tratará de sumar su título 14 en la historia, y el quinto en los últimos siete años, mientras que el Atalanta tratará de obtener apenas su segundo trofeo de esta competición, algo que no han logrado desde 1963.