Staff
Agencia Reforma

CDMX.- Los Wolves tienen rato que no aúllan.
El West Brom, con dos tantos de penalti del brasileño Matheus Pereira, venció 3-2 al Wolverhampton, para romper su mala racha que le había llevado a conseguir solo 2 puntos en los últimos siete partidos en la Premier.
La victoria, segunda del equipo en dieciocho jornadas de la Premier y primera con el nuevo director técnico, Sam Allardyce, donde no ganaba desde el 28 de noviembre 2020, no permite al West Brom abandonar los puestos de descenso, donde es penúltimo, pero si, al menos, no descolgarse casi definitivamente al estar ahora a tres puntos de la zona salvación.
Mientras que el Wolverhampton apenas ha podido ganar un encuentro desde la fractura de cráneo de Raúl Jiménez, por lo que sigue en picada en la Liga inglesa.
El equipo amarillo se estancó con 22 unidades y podría terminar la jornada en el puesto 15, si es que el Newcastle logra ganar.
En tanto, un gol de Mason Mount evitó otro tropiezo del Chelsea, vencedor del duelo ante el Fulham que disputó toda la segunda parte con un jugador menos por la expulsión del estadounidense Antonee Robinson.
El Leicester ganó al Southampton (2-0) con los goles de James Maddison y Harvey Barnes y se situó segundo de la Premier League, a un punto del líder, el Manchester United, que hoy juega en Anfield contra el Liverpool.