Por Francisco José Aceves Díaz

Para ti amigo lector:

Hoy planeo salirme un poco de la línea de lo internacional, para centrarnos en un fenómeno social que está ocurriendo en nuestro país, y que sus efectos se están dejando ya escuchar en otros lugares del mundo: El racismo al Mexicano de piel blanca, el “whitexican”(juego de palabras en inglés que dice “White Mexican” o “Mexicano Blanco”).

Las redes sociales los han definido como aquellos mexicanos blancos que mezclan el español con el inglés al hablar, presumen sus viajes, viven de fiesta con dinero de sus padres, y que se sienten orgullosos de ser mexicanos en el extranjero mientras que cuando están en su país son profundamente clasistas. Si bien en las redes sociales nadie está exento de las burlas ni de las críticas, ya que éstas permiten una libertad de expresión sin ningún tipo de censura, en ocasiones llegan a ser usadas como herramientas para difundir el odio.

Y no es que critique la existencia de este humor, al contrario, creo que el mexicano por excelencia tiene un humor muy ácido y el decidir qué sí es tema de broma y qué no lo es, es una labor imposible en una sociedad como la nuestra. Aquí el problema es el trasfondo político que las personas le quieren dar a este fenómeno. En semanas anteriores un programa de televisión se encontraba en el ITAM realizando uno de sus segmentos, cuando el conductor (y comediante) hizo un comentario relativo a los “estudiantes blancos”, desatando un mar de críticas por ese comentario al tildarlo de racista, entre las que destacaron las de Felipe Calderón y Margarita Zavala.

Creo firmemente que México no es un país racista, más sí clasista, y que esta división no hace más que dañar al país, y los poderes políticos lo saben: un pueblo dividido no prospera, de ahí su empeño de tomar una clase social por bandera y luchar por los “chairos” (clase baja y/o de izquierda) y los “fifís” (clase alta y/o de derecha). No es más que habladuría barata que nos orilla a odiar a nuestros compatriotas por intereses de unos pocos.

¿Está bien reírse de la sociedad? Sí ¿Está bien usar esa sátira para generar odio y sacar beneficio personal? ¡Por supuesto que no!

¿Tú qué opinas amigo lector? Te leo.

 

Contacto:

E-mail: acepaco3@hotmail.com

Twitter: @aceves_paco