Este domingo se jugarán los duelos de vuelta en las semifinales de la Liga Obrera de Beisbol, en donde el principal favorito para llevarse el título es el equipo de Vaqueros de San Miguel, quienes perdieron la final del torneo pasado y ahora estarán buscando la revancha.
Los Vaqueros de San Miguel fueron los mejores de la temporada regular tanto en la campaña pasada como en la presente, solo que en el torneo pasado se quedaron con las ganas de levantar el título después de caer en la final, así que este mes tratarán de remediar la situación del torneo pasado.
La semana pasada comenzaron los playoffs de la Liga Obrera, y en la clase “A” los Vaqueros comenzaron bien su camino por el título al derrotar a Tigres y Fundel con un marcador lapidario de 26-4, por lo que hoy buscarán sellar su triunfo en casa en San Miguel del Llano a partir de las 9:00 de la mañana.
En la otra llave, los Yankees de La Paz, Jalisco también iniciaron con el pie derecho al derrotar 5-13 en la ida a H. de Richarte-Monvill en la comunidad de La Paz. Ahora, los de Richarte buscarán empatar la serie a partir de las 9:00 horas en Jesús María, y en caso de que H. de Richarte gane, se jugará el duelo definitivo una vez terminado el primero.
Dentro de la clase “B especial”, la novena de Carnitas Martínez obtuvo una victoria de 13-7 en la ida ante Angelino, y por otro lado el Deportivo Pavorreales superó a los Hermanos Arenas con una pizarra de 3-17, tomando ventaja en la serie.
Los encuentros de vuelta también comenzarán a las 9:00 de la mañana, y en el campo Martín López se verán las caras los Angelinos y Carnitas Martínez, mientras que en el Martín Arenas lucharán los Pavorreales y los Hermanos Arenas. De igual manera los equipos que ganaron la ida necesitan volver a ganar para acceder a la final, o de lo contrario habrá un duelo decisivo.
Así mismo, en las clases “B” y “C” se disputarán los encuentros de vuelta de los cuartos de final, para así definir los cruces de semifinales que iniciarán la próxima semana, y por otro lado continuará el torneo relámpago con los equipos que no lograron acceder a la fase final del torneo principal.