Los usuarios no deben esperar el camión una o dos horas, sino de 10 a 15 minutos, a lo sumo, por lo que los concesionarios de los urbanos están obligados a mejorar la frecuencia, a realizar recorridos completos y a prepararse para cubrir más rutas; el gobernador Martín Orozco Sandoval advirtió que se requieren nuevas rutas, al ejemplificar que ya viene la Universidad de Villas de Nuestra Señora, y el crecimiento de la mancha urbana.

El año pasado se adquirieron 55 nuevos camiones y en el 2019, serán 70; 100 en el 2020 y así sucesivamente, hasta renovar toda la flotilla.

Dejó en claro que en su administración seguirá apoyando la compra de unidades sustentables y por su parte, los concesionarios deben buscar créditos blancos, ya que un camión de gas anda en unos 2.2 millones y el de diesel de baja contaminación, en 1.6 millones.

Sobre los 70 nuevos camiones se que suman este año, consideró que los concesionarios aportarán 100 millones de pesos y el Gobierno Estatal, 12 millones.

Reiteró que en tres o cuatro meses, el Consejo Consultivo hará una nueva evaluación para definir si procede un incremento a las tarifas o no; pero subrayó que en tres semanas se aplicarán medidas específicas, que impulsen la meta de modernización del servicio.

Y sobre las concesiones irregulares de taxis, el mandatario comentó que las 270 que no cumplieron los requisitos, la mayoría se encuentra en litigio, sólo se han recuperado algunas cuantas; consideró que cuando sumen 100, se anunciará su reasignación a verdaderos trabajadores del volante, “a quienes han dejado los riñones en la actividad”.

SOBRE EL FUERO. En relación a la propuesta del Gobierno Federal, de que a los gobernadores se les elimine el fuero, comentó que es un asunto muy trillado, al menos en Aguascalientes; ha habido iniciativas en ese sentido, refiriéndose al período en que fungió como diputado. Finalmente, dijo que se sujetará a lo que determine el Legislativo.