El pasado jueves por la noche y en el transcurso del viernes por la madrugada se llevó a cabo un sorpresivo operativo disuasivo en el municipio de Calvillo, en el cual intervinieron policías estatales del Grupo de Operaciones Especiales (GOPES), policías preventivos de Calvillo, elementos de la Guardia Nacional personal del Ejército Mexicano adscritos a la XIV Zona Militar.
Con lo anterior se pretende reforzar la vigilancia en ese municipio, principalmente en los límites con el estado de Zacatecas, ante el incremento del índice delictivo que se ha registrado en las últimas semanas.
Los policías estatales, municipales, militares y de la Guardia Nacional, realizaron recorridos en los poblados de Jáltiche de Arriba, Jáltiche de Abajo y El Huarache, además de vigilar las carreteras, terracerías y brechas colindantes con el municipio de Jalpa, Zacatecas.
Lo anterior debido a la incursión de gente relacionada a la delincuencia organizada, que en las últimas semanas ha perpetrado asaltos carreteros y despojado a ciudadanos calvillenses de sus automóviles.