Las rutas del transporte público establecidas como preferentes para las personas con discapacidad no sirven para nada, toda vez que transitan por lugares fuera del Centro donde este sector de la población no tiene su actividad. Así lo denunció la presidenta del Consejo Estatal de Personas con Discapacidad, María Guadalupe Martínez Trinidad.
La activista señaló que el transporte adaptado sigue siendo una gran deuda hacia este sector de la población ya que las rutas con unidades adaptadas “circulan generalmente en los anillos periféricos como la ruta 40 o 50”, lejos del primer cuadro de la ciudad.
Por lo anterior, hizo un atento llamado a las autoridades de la Coordinación de Movilidad para que pongan camiones que realmente sean adaptados y accesibles para cualquier persona con discapacidad y que los acerque a los puntos que a este grupo interesa. “Es algo que pedimos a gritos, que nos apoyen porque batallamos bastante para el traslado”.
CON LOS TAXIS. Adicionalmente, Martínez Trinidad dijo que en lo referente a los taxis la situación es similar ya que en muchas ocasiones hay conductores que se rehúsan a levantarlos para trasladarlos a algún lugar e incluso actúan de manera despótica hacia los solicitantes. “Son cosas que se viven cotidianamente y nosotros no podemos hacer nada más que aguantarnos, esperar a ver el gobierno qué puede hacer por las personas con discapacidad”.
ANTESALA. Finalmente, Martínez Trinidad señaló que buscará tener un acercamiento con el alcalde electo, Leonardo Montañez Castro, a fin de buscar la ayuda hacia el sector de la discapacidad, al igual que con los diputados de la próxima Legislatura Local.