En las últimas semanas el comercio local se ha visto afectado por los diferentes cambios que se han realizado por el tema del COVID-19; hasta el momento, ya son varios centros comerciales, mercados y tianguis que han recibido estos problemas, debido a que la gente no sale a comprar.
Sin embargo, en la zona oriente de la ciudad ha bajado el comercio pero en un nivel más bajo, ya que dos de los tianguis más grandes de esta zona han presentado una gran cantidad de compradores, esto debido a que la gente necesita seguir vendiendo y a la par, la población necesita realizar sus compras como en cada fin de semana.
OJOCALIENTE. En el caso del tianguis de Ojocaliente, mismo que se ubica a un costado del CECADI, el día parecía bastante normal como cualquie otro, varias familias se dieron en cita este mercado para realizar sus compras sabatinas, destacando la cantidad de adultos y adultos mayores en estos lugares concurridos.
A pesar de lo concurrido del lugar, algunos adultos contaban con su cubrebocas, así como la mitad de vendedores de comida, mientras que el resto sólo contaba con lavabo y gel antibacterial. De igual manera, se pudieron notar algunos jóvenes realizando las compras, quienes seguramente lo hacían para no exponer a algún familiar mayor, o así mismo, varios compradores iban solos o con un acompañante.
LA ESTRELLA. Otro tianguis bastante concurrido en Aguascalientes es el que se ubica en Av. Convención Norte en la colonia La Estrella, en donde se contó con la misma longitud que de constumbre, aunque en algunos momentos se notaba la ausencia de gente a diferencia de un día común,
En este mercado los puestos de comida eran los que estaban un poco olvidados, ya que la mayoría de las personas sólo se dedicaban a comprar lo que se necesitaba para después marcharse; de igual manera decenas de personas contaban con cubrebocas y en algunos puntos del tianguis había vendedores de gel antibacterial o garrafones para el lavado “gratis” de manos.
Hasta el momento el Gobierno no ha impuesto una ley para cancelar los tianguis, por lo que vendedores y compradores se mantienen en su labor normal hasta que la situación llegue a cambiar, ya que muchos de estos puestos son el sustento de varias familias aguascalentenses, quienes sin duda se verían muy afectados si la situación se complica aún más.