Aunque el aforo de comensales en restaurantes se mantiene al 50% de su capacidad a fin de conservar la sana distancia que obliga el protocolo sanitario en tiempo de pandemia, las ventas en estos establecimientos han mejorado, pues hay lugares en donde la recuperación es del 85% o 90% y faltaría poco para alcanzar el nivel que llegaron a tener en 2019.
Así lo manifestó el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados, José Epigmenio Álvarez Fernández, quien comentó que a raíz del anuncio del Semáforo Verde otorgado por la autoridad federal a Aguascalientes, hace una semana, se hizo notorio un ligero repunte en las ventas, pero en todos los casos se ha guardado la calma para hacer valer los protocolos de sanidad.
De esta manera es como ahora sí comienza a sentirse la nueva normalidad, y aunque siguen los decesos y contagios por esta causa, la realidad que se vive indica que se requiere la reactivación en todos los sectores, manteniendo los cuidados preventivos al contagio del virus mortífero.
Una realidad que se hace sentir es que en la actualidad en los restaurantes se puede trabajar más desahogadamente y con más certeza para los trabajadores del giro, y es que al permitirles una ampliación en el horario de apertura y cierre, les ha beneficiado, pues aunque en la mayoría de los casos se mantengan con el 50% de su aforo total, tener más tiempo para oportunidad de recibir comensales, es un aliciente.
Lo que sí llega a preocupar es que al menos en Aguascalientes se estima que un 25% de los 8 mil establecimientos de este giro que existían el año pasado, tuvieron que cerrar a principios de la pandemia, ya no pudieron llegar a la etapa actual en que se ha permitido la reactivación, en tanto que gran parte de los que sí están trabajando, están endeudados pues solicitaron préstamos para poder sobrevivir, pero “hemos aguantado los coletazos”.
Y en el caso de los que lograron permanecer, se debió en gran medida a la solidaridad mostrada por los trabajadores que se mantuvieron en pie junto con los empresarios, en espera de mejores tiempos, y parece ser que ahora comienza a darse, ahora sólo habrá que cuidar los protocolos para prevenir los contagios y no retroceder en el semáforo sanitario, resaltó el presidente de la Canirac.