José de Jesús López de Lara

Un empleado de un centro de rehabilitación resultó herido de un balazo en una pierna, luego de ser atacado por un individuo al que pretendían anexar para recibir ayuda, a petición de los mismos familiares.
Los sangrientos hechos se registraron el pasado sábado a las 21:38 horas, cuando una persona de nombre Alejandro, de 37 años, arribó al Hospital Tercer Milenio para recibir atención médica, ya que presentaba una herida de bala en el muslo de la pierna izquierda.
Hasta ese nosocomio, acudieron policías preventivos del Destacamento Morelos, quienes, al entrevistarse con el lesionado, éste les comentó ser trabajador del Centro de Rehabilitación Un Buen Vivir, A.C., que se ubica en la avenida Ignacio T. Chávez, en la colonia Obraje.
Indicó que una persona, de nombre Eduardo, de 49 años, solicitó sus servicios para ingresar a dicho anexo a su hijo, un joven de 25 años, debido a que tiene problemas de adicciones.
Por tal motivo, el sábado por la noche se trasladó él y dos de sus compañeros de trabajo a un domicilio ubicado en la calle Hacienda Salto de los Salado, en el fraccionamiento Haciendas de Aguascalientes, haciéndolo a bordo de una camioneta Ford tipo Van, modelo 1998, color blanco y con placas de circulación del estado de Sonora.
Es el caso que, al ingresar a la vivienda para llevarse al joven, repentinamente éste los atacó con una pistola calibre 22 y él resultó lesionado en la pierna izquierda. Mientras el agresor se daba a la fuga, sus compañeros lo abordaron a la camioneta Ford y lo trasladaron a recibir atención médica al Hospital Tercer Milenio.
Al lugar de los hechos, acudió la unidad de la UMAI (Unidad Municipal de Atención Municipal) de la SSPM, cuyo personal aseguró un casquillo percutido calibre 22. Agentes del Grupo Homicidios de la PDI ya se encuentran realizando las investigaciones correspondientes.