Solo quedan cuatro partidos para que el Clausura 2024 llegue a su final y se conozcan a los diez equipos que avanzarán a la siguiente ronda. Seis de manera directa a la liguilla y cuatro más que disputarán el play-in de la Liga MX.
Por el momento, Necaxa tendría que disputar el play-in luego de cosechar 21 puntos en 13 partidos, sin embargo, está a tan solo cuatro puntos de salir incluso de la zona del play-in, algo que puede suceder si el equipo no suma en la recta final de la temporada.
Esta noche, los Rayos comienzan la parte más importante del torneo cuando, en punto de las 21:10 horas, visiten el Estadio Caliente para medirse ante el único equipo de la liga que no conoce la victoria, Xolos.
Este duelo sin duda es un arma de doble filo para Necaxa pues en el papel son favoritos para sacar el resultado, pero Tijuana no tiene nada que perder y tratará de aprovechar su condición de víctima para dar la sorpresa.
Con esta etiqueta de favorito, Necaxa tiene la responsabilidad de ir a buscar los tres puntos, sobre todo por la situación en la tabla general que está muy apretada. Además, las últimas jornadas tendrán retos como Monterrey y Tigres, así que este partido es trascendental para sumar tres puntos.
La buena noticia es que Necaxa suma cinco partidos seguidos sin conocer la derrota ante Xolos, la mala es que suman cuatro empates consecutivos. Un punto no sería suficiente para darle tranquilidad a los jugadores de cara a los últimos tres partidos de la temporada regular, así que seguramente Necaxa saldrá a romper la racha de empates.
Dentro de las claves del encuentro, Ezequiel Unsain y la zaga comandada por Alexis Peña deberán tener un buen partido. Más allá de los malos resultados, Tijuana suele generar ocasiones de gol en los arcos contrarios. Si la victoria llega, los Rayos deberán procurar mantener su portería en cero y dejar trabajar a la parte ofensiva sin tener que venir de atrás. A pesar del buen torneo, nada servirá si los Rayos no tienen un buen cierre el cual comienza esta noche con un rival que busca su primera victoria y que no tiene nada que perder.