Para evitar que recursos municipales pudieran ser desviados hacia gastos anticipados de campaña, la alcaldesa Tere Jiménez Esquivel analiza que todo aquel servidor público que quiera participar en el proceso electoral vigente tendrá que renunciar a su cargo al momento de registrar su precandidatura, informó el secretario del Ayuntamiento, Jaime Beltrán Martínez.
Sin embargo, la Secretaría del Ayuntamiento y Dirección de Gobierno han instruido a todos los servidores públicos abstenerse de participar en actos políticos en sus tiempos laborales, y fuera de su jornada de trabajo no pueden llevarse vehículos oficiales ni nada que involucre a la administración capitalina.
De acuerdo a la ley electoral, dijo que los servidores públicos que obtengan las candidaturas para la Presidencia Municipal deberán separarse de sus cargos 90 días antes de la elección, es decir el próximo 9 de marzo.
Sin embargo, de acuerdo a los diálogos con la presidenta municipal, a fin de cuidar el tema de los servidores públicos y eliminar situaciones de confusión o mal entendido sobre los gastos anticipados de campaña o demás, la Secretaría del Ayuntamiento solicitará la renuncia al momento en que se registre la precandidatura.
Apuntó que esta separación podría afectar a los regidores que desean postularse a algún puesto de elección, con excepción de aquellos que quisieran reelegirse en el mismo cargo, ya que la ley no los obliga a separarse del cargo, es decir ellos tendrán que analizar el tema de los gastos anticipados de campaña.