Los ponen a prueba

CDMX. – La familia real británica ha vivido varias batallas de salud que han puesto a prueba su fortaleza y han evidenciado sus complicaciones para comunicar asertivamente las situaciones. Este es un repaso sobre las crisis más recientes que han vivido, a propósito del anuncio del cáncer de la Princesa Catalina.

Catalina

El caso de la Princesa es el más reciente de una serie de problemas de salud que han aquejado a la familia real británica. En enero, Catalina fue sometida a una cirugía abdominal planeada, pero se anunció un día después de haber ocurrido, sin que se dieran más detalles.

Su ausencia durante todo febrero y parte de marzo llamó la atención y lanzó las alertas, más aún cuando compartió una fotografía en el día de la madre en Gran Bretaña, pero que resultó haber sido manipulada digitalmente.

Rey Carlos III

El monarca británico, de 75 años, también padece cáncer. Primero el Palacio anunció que el Rey se sometería a una cirugía de próstata rutinaria, pero luego informaron que se le había detectado una forma de cáncer.

Sarah Ferguson

La Duquesa de York, Sarah Ferguson, compartió, también en enero pasado, que había sido diagnosticada con cáncer de piel, apenas unas semanas después de informar que había superado el cáncer de mama. Ferguson, de 64 años, se sometió a una cirugía reconstructiva, donde le fue detectada la nueva enfermedad.

Meghan Markle

La Duquesa de Sussex, Meghan Markle, reveló en una entrevista con Oprah Winfrey en 2021 que sus dificultades con la familia real le provocaron problemas mentales que se tradujeron en pensamientos suicidas.

«Me avergonzaba decirlo en ese entonces y me avergonzaba admitirlo a Enrique. Pero sabía que, si no lo decía, entonces lo haría. No quería seguir viva», expresó en aquella entrevista.