RODRIGO ÁVALOS ARIZMENDI

“Seremos inflexibles en la defensa de las ideas, pero respetuosos en las formas, pues en política, frecuentemente, la forma es fondo”. Jesús Reyes Heroles

La semana pasada leí una formidable y exquisita crónica escrita por el ex Secretario de Educación Otto Granados Roldán en la revista NEXOS, la tituló: “Reyes Heroles, un recuerdo personal”. Desde el título atraía a la lectura lo escrito por Otto que, hay que decirlo, tiene un estilo muy rico en su prosa, muy acucioso y en ocasiones su opinión se convierte en frases editorializantes. Sin duda la crónica de Otto muestra un buen tono interpretativo que hace que el lector suelte el hilo de la lectura hasta acabar la crónica, devorando el texto con el deseo, la verdad, de que no acabe.

En su escrito Otto Granados indica cómo conoció a Don Jesús Reyes Heroles, cómo fue que lo invitó a ser su secretario particular en la S.E.P. y la manera de ser del gran político, así como pasajes interesantes de su encomienda como secretario de Don Jesús. Granados Roldán, pude percibir, escribió la crónica por dos motivos, el primero para conmemorar los cien años del nacimiento del político veracruzano, que se cumplieron el pasado 3 de abril; y el segundo, para rememorar a uno de los más grandes políticos mexicanos que al lado de los actuales encargados de la política mexicana no hay el mínimo punto de comparación. Algo que me sorprendió mucho fue la edad del deceso de Don Jesús: ¡63 años! La verdad muy joven. El artículo de Otto no tiene desperdicio, ojalá y continuara escribiendo sobre los pasajes de la política que le han tocado vivir y en donde en muchos ha sido uno de sus protagonistas.

Al leer la crónica de Otto de inmediato cruzó por mi mente la triste realidad de lo que ahora estamos viviendo en México: La tremenda escasez de políticos de a deveras, de linaje, de carrera, de vocación de servicio y no improvisados ni por conveniencia. Es increíble el observar la calidad de los actores políticos actuales de nuestro país. Basta solo el observar las listas de quienes son los miles de candidatos de los diferentes partidos a ocupar un cargo de elección popular, es todo un grotesco y vergonzante vodevil, en donde se observa la vergonzante militancia de un sin número de arribistas a los diferentes institutos políticos, en la mayoría de dichos partidos políticos son tan solo sucursales – o franquicias del partido en el poder- cuya finalidad es dividir los votos de los partidos que les pueden hacer sombra. Todo ello creado por mentes llenas de perversidad para mantener la supremacía total del poder en México -Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial-. Actualmente los contrapesos políticos en México no existen, sólo hay una voz que define el rumbo del país, el cual desafortunadamente nos está conduciendo al barranco. Una frase de Don Jesús Reyes Heroles define perfectamente nuestra realidad: “Solo los necios rechazan la experiencia acumulada”. Y si, la experiencia que a lo largo de muchos años habíamos ido acumulando para construir un México mejor, ahora se está yendo al desagüe. Los mexicanos estamos viviendo, y padeciendo, a diario sólo excusas por la inoperancia del gobierno federal. Ya se hizo costumbre el solo lanzar culpas a los gobiernos del pasado sin hacer nada para mejorar el presente. Ahora resulta que estábamos mejor cuando creíamos que estábamos peor. ¡Sin duda!

En Aguascalientes la rebatiña por las candidaturas ha sido en verdad de dar pena. Tanto políticos como arribistas sin experiencia en el servicio público se apersonaron en los diferentes partidos políticos buscando a como diera lugar una candidatura o ya de perdida una suplencia, la idea era no vivir en el error, o sea fuera del presupuesto. Lo más vergonzante fue ver cómo varios políticos que le juraban amor eterno al partido que los vio nacer y que en sus años de gloria los hizo funcionarios de alto nivel o representantes populares, se cambiaron de bando sin ningún remordimiento y hoy defienden a capa y espada su nueva casa. Su historial político quisieran desaparecerlo de un plumazo para no dejar huella de su pasado ¿vergonzante?

A nivel nacional si no tienen abuela los partidos políticos, pues deben de considerar que los mexicanos son tarados y como quiera que sea votarán por gente que no sabe maldita la cosa de legislar o de llevar las riendas de un estado o municipio. Aunque hay que reconocer que también hay candidatos que, sí le saben a la política, que más bien sería a la grilla y que a lo largo de su carrera política solo han medrado para su beneficio, pero con todo y eso sus partidos los siguen sosteniendo y designando para buenos cargos. El peor ejemplo de esto es Félix Salgado Macedonio. Él es un claro ejemplo de que importa poco la calidad moral de los candidatos.

El próximo periodo legislativo lo volveremos a ver, porque son candidatos plurinominales, que van a la segura sin hacer campaña, a Yeidckol Polevnsky, al hijo del Secretario de Turismo, Miguel Torruco Jr. A Margarita Zavala, que ya se había ido del PAN pero que regresa por la puerta grande. A Mariana Gómez del Campo, prima de Margarita Zavala; a Santiago Creel Miranda. Por el PRI a Ismael Hernández Deras, que ha sido legislador varias veces, así como gobernador de Durango; al nefasto Rubén Moreira y, aunque usted no lo crea, a la esposa de Rubén Moreira: Carolina Viggiano, o sea ¡un matrimonio feliz! Por el RSP, ¡cómo no! va la hija de Elba Esther Gordillo: Maricruz Montelongo. Por Movimiento Ciudadano, que agarra de todo van las ex gobernadoras de Zacatecas y Yucatán: Amalia García, antes perredista y que fue la que les abrió la puerta a los Zetas en Zacatecas. Ivonne Ortega ex gobernadora de Yucatán también se acogió al movimiento naranja luego del berrinche de no ganar el liderazgo nacional del PRI. Por el PT obviamente va su dueño Alberto Anaya. Pedro Haces, dueño de Fuerza por México y Eldaa Catalina Monreal, hija de Ricardo Monreal, también van por su tajada en la cámara de diputados. Y lo más increíble para los que creían haberlo visto todo en materia de maniobras políticas convenencieras y nepotistas: Ulises Bravo, hermano del nefasto gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, va también como candidato plurinominal, o sea que va seguro a la curul, por el Partido Encuentro Social.

La lista de vergonzantes candidatos es larga, tan sólo en Aguascalientes hay infinidad de ejemplos de lo anterior. La verdad es que el circo que se armará en las próximas legislaturas, tanto locales como federales, así como en las gubernaturas será de pronóstico reservado. No hay a cuál irle, pero es peor si no se acude a votar.

Por eso la nostalgia al leer el artículo de Otto Granados hablando de ese gran político nacido en Tuxpan, Veracruz hace 100 años. Otra suerte le depararía a México con políticos como Don Jesús Reyes Heroles.