Sindicatos y partidos políticos no dan cuentas a la población de sus ingresos y gastos, con la complacencia de las autoridades laborales y electorales, respectivamente y en abierta violación a la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública y a la Constitución. Sus portales son demasiado escuetos.
La LGTAIP, que es de observancia general en el país, en el Artículo 23 establece que son sujetos obligados a transparentar y permitir el acceso a su información y proteger los datos personales que obren en su poder: cualquier autoridad, entidad, órgano y organismo de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, órganos autónomos, partidos políticos, fideicomisos y fondos públicos, así como cualquier persona física, moral o sindicato que reciba y ejerza recursos públicos o realice actos de autoridad en los ámbitos federal, estatal y municipal.
De acuerdo al Artículo 70, se debe poner la información a disposición del público y mantenerla actualizada, en los respectivos medios electrónicos, de acuerdo con sus facultades, atribuciones, funciones u objeto social, según corresponda.
Deben dar a conocer el marco normativo aplicable al sujeto obligado; su estructura orgánica completa, las atribuciones y responsabilidades que le corresponden a cada servidor público, prestador de servicios profesionales o miembro de los sujetos obligados.
Los indicadores deben rendir cuenta de sus objetivos y resultados; la remuneración bruta y neta del personal de base y de confianza, de todas las percepciones, incluyendo sueldos, prestaciones, gratificaciones, primas, comisiones, dietas, bonos, estímulos, ingresos y sistemas de compensación, señalando la periodicidad de dicha remuneración.
Asimismo, los gastos de representación y viáticos, así como el objeto e informe de comisión correspondiente, y el número total de las plazas.
También debe aparecer la información de las declaraciones patrimoniales de los servidores públicos, en los sistemas habilitados para ello, de acuerdo a la normatividad aplicable.
En los portales debe aparecer el domicilio de la Unidad de Transparencia, además de la dirección electrónica donde podrán recibirse las solicitudes para obtener la información; los informes de resultados de las auditorías al ejercicio presupuestal; el resultado de la dictaminación de los estados financieros, entre otros aspectos.