Por segundo partido consecutivo, los Nets derrotaron a los Bucks en la semifinal de la Conferencia Este, cumpliendo en casa y encaminando la serie a su favor, para así viajar a Milwaukee con el aspecto anímico de su lado.
El día de ayer la jornada de playoffs en el baloncesto americano comenzó con el segundo duelo de la serie entre Nets y Bucks; los de Brooklyn habían ganado el primer partido, por lo que era necesaria otra victoria para poner a temblar al conjunto de Milwaukee.
Desde el primer cuarto se pudo notar una clara superioridad de los Nets; y al mismo tiempo, una ausencia completa de los Bucks, quienes hicieron únicamente 19 puntos en los primeros 12 minutos, además de recibir 36 puntos por parte de los locales.
En este primer cuarto Kevin Durant y Kyrie Irving fueron los más llamativos con dos jugadas de fantasía; el primero hizo un ‘crossover’ con la marca de Giannis Antetokounmpo y después tiró de media distancia, mientras que Irving ayudó con dos triples que hicieron explotar a la grada.
Para el segundo cuarto, Blake Griffin levantó las manos con su especialidad de la casa, y es que el ex jugador de Pistons se tuvo confianza y anotó dos clavadas fenomenales que denostaban la mala defensa de Bucks.
Al finalizar la primera mitad el equipo de Brooklyn lo ganaba por 24 puntos, y en lugar de ver alguna reacción por parte de Milwaukee en la segunda parte, terminó siendo un festín de Brooklyn, quienes aprovecharon el mal momento de sus rivales para completar la paliza en este segundo juego.
El marcador final fue de 125-86, y nuevamente Kevin Durant fue el máximo anotador del partido con 32 puntos; Kyrie Irving ayudó con 22 puntos y Joe Harris con 13, recordando que James Harden no participó por su sorpresiva lesión en el juego uno de la serie.
Ahora, los equipos viajarán a Milwaukee para los siguientes dos enfrentamientos, y el próximo jueves 10 de junio a partir de las 18:30 horas se jugará el tercero de la serie, mientras que el cuarto se disputará hasta el próximo domingo, en donde los Bucks tratarán de responder con alguna victoria que los mantenga vivos en el certamen.