En su día, los músicos de Aguascalientes recordaron a su patrona Santa Cecilia, con una peregrinación y una misa como parte de las actividades. En el marco de los festejos, su dirigente sindical, Carlos Esqueda, destacó que el gremio tampoco se escapa de la inseguridad, por lo que han solicitado el apoyo de las corporaciones para tener garantías en el desempeño de su labor.
Los músicos estuvieron de plácemes este 22 de noviembre, ya que con mucho fervor festejaron a su patrona Santa Cecilia, con una peregrinación que partió del Templo de la Purísima hasta llegar al Jardín de Zaragoza, para concluir con una ceremonia eucarística de acción de gracias en el Templo del Sagrado Corazón.
Asimismo, en entrevista para El Heraldo, el dirigente sindical comentó respecto a la inseguridad que viven, que “ha habido casos de compañeros que no están afiliados al sindicato y que alteran el orden y roban los instrumentos, entonces eso sí nos perjudica y por ello seguimos solicitando el apoyo de las autoridades”.
Otra problemática muy sentida, dijo, tiene que ver con las bandas que vienen de fuera cada año a la Feria de San Marcos, pues muy a pesar del apoyo que dicen las autoridades brindarles, al final sólo queda en una simple promesa.
“No nos han cumplido desde tiempos del ex alcalde Alfredo Reyes Velázquez. Hemos tenido diálogo y nunca nos lo han respetado, ni lo han hecho valer, nos relegan, argumentan muchas cosas y muchos pretextos, ellos no han cumplido”.
A pesar de la situación, Carlos Esqueda destacó que la tradición de llevar serenatas persiste en México, además de considerar que la música es parte del ser de los mexicanos, lo cual se ve reflejado en los distintos estilos a lo largo y ancho del país.
“Hay mucha variedad de géneros musicales, por decir norteña, marimba en Yucatán, el acordeón en Monterrey, el jarocho en Veracruz, el mariachi de Jalisco, la Banda de Mazatlán y aquí en Aguascalientes tocan de todo los estilos un poco. Son muy alegres hasta para morirse, la verdad, así como se nace, también se muere, con alegría y eso es lo que tenemos de originalidad, lo que nadie tiene en el mundo”.