Hay cosas que nunca cambian o si lo hacen es muy complicado, eso pasó ayer en la presentación tanto de Ravens como de Browns que mostraron las mismas caras del año pasado. Cleveland visitó Baltimore para intentar sorprender al equipo que ganó la Conferencia Americana el año pasado, sin embargo, los errores hicieron que Baltimore se pusiera adelante fácilmente consiguiendo una sencilla victoria que demuestra que siguen teniendo un equipo completo en todas las líneas.
La primera serie ofensiva de Mayfield terminó en intercepción luego de un desvío que fue aprovechado por Marlon Humphrey; la gran posesión le permitió a Lamar Jackson armar una serie ofensiva corta que terminó en anotación con una espectacular atrapada de Mark Andrews a una mano. Cleveland volvió al ataque y en una posición incómoda se la jugaron a un intento de engaño de despeje que terminó en balón suelto recuperado por los Ravens que sumaron un gol de campo tras otro error de sus rivales.
Aunque Cleveland consiguió anotar, fallaron un el punto extra y más adelante un gol de campo perdiendo 4 puntos mientras que Baltimore anotó otras dos veces, primero con el novato J.K. Dobbins y luego Andrews que volvió a hacer daño; la primera mitad terminó con un 24-6 que daba todo por sentado. Jackson conectó otro pase de anotación con Snead IV y Dobbins anotó por tierra firmando el 38-6 final que pone a cada equipo en su lugar de cara a este año, Baltimore con objetivos altos mientras que Cleveland parece destinado a seguir decepcionando. Lamar Jackson completó 20 pases de 25 intentos sumando 275 yardas y 3 pases de anotación cumpliendo con un buen debut, el equipo tuvo apenas 107 yardas por tierra quedándose cortos para lo que venían haciendo, aunque esto no hizo falta para propinar su primera paliza del año.