Xicoténcatl Cardona Campos, presidente de la Casa del Migrante, afirmó que los únicos migrantes bien vistos por parte de las autoridades mexicanas son aquellos que mandan las remesas y quienes tienen sus papeles en regla y cada año vienen al país para dejar dinero, pues a quienes tienen problemas migratorios no se les socorre.

Indicó que en el primer semestre del año no hubo variaciones en el número de deportaciones, sin embargo, a pesar de ello los consulados en Estados Unidos deberían fortalecerse, pero por el contrario, siguen sufriendo de la falta de recursos, por lo que no brindan atención adecuada al migrante.

Cardona Campos apuntó que de momento, el gobierno de Donald Trump está más enfocado en otros aspectos de política internacional que en la cuestión migratoria, pero en cualquier momento esto podría variar y podrían comenzarse a registrar deportaciones masivas de mexicanos.

En el caso del fenómeno migratorio en territorio nacional, lamentó que el Gobierno continúe obedeciendo órdenes de los Estados Unidos, manteniendo la represión hacia los migrantes centroamericanos.

Al respecto, el presidente de la Casa del Migrante dijo que a cambio de un apoyo estimado en 90 millones de dólares, el Gobierno mexicano le está haciendo el trabajo sucio a los Estados Unidos, “regresando a sus migrantes a sus países de origen, cuando la violencia allá es terrible, sobre todo en Honduras y Guatemala”, finalizó.