Raúl Pacheco-Vega, profesor investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), sostuvo que México ocupa el primer lugar a nivel mundial en la ingesta de agua embotellada per cápita, pues se estima que cada persona consume entre 215 y 234 litros anualmente; lo anterior, tras haber realizado un estudio sobre los hábitos de consumo.
Señaló que este consumo se calculó de dos formas: con base a la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares de INEGI, se hizo un cálculo de aproximación tomando en consideración a cuánto asciende el gasto en agua embotellada, y posteriormente se hizo la interpolación para calcular el consumo; por otra parte, se tuvo acceso a los cálculos reportados por la International Bottled Water Association (IBWA), los cuales hacen estimaciones con base a las ventas que les reportan las empresas.
Pacheco-Vega detalló que con base a las cifras del INEGI, se estimó un consumo de 215 litros de agua embotellada por persona al año, mientras que los reportes de la IBWA fijan esta cifra en 234 litros; agregó que se elaboró un análisis con estadísticas para buscar diferencias entre regiones, encontrando que en estados como Aguascalientes el consumo es un poco mayor, y en Guanajuato menor, pero son variaciones mínimas, que se ubican dentro de un rango de 10%.
Manifestó que una de las explicaciones de este fenómeno es la carencia en materia de infraestructura, como la falta de bebederos, pues en Aguascalientes es difícil encontrar un bebedero en zonas transitadas como el centro, parques y plazas comerciales; mientras que en León, Guanajuato, se ha dado impulso al consumo de agua de la llave y hay parques en los que se han instalado estos equipos, garantizando acceso al vital líquido en buenas condiciones de purificación.
Finalmente, el profesor investigador del CIDE destacó que en la Ciudad de México existe una ley que obliga a los restaurantes a que proporcionen agua filtrada a sus comensales, buscando evitar que le vendan agua embotellada. Esta disposición sí se pone en práctica, pero no se ha replicado en otras entidades del país.