Llegó el último domingo sin NFL, a partir del próximo y hasta febrero los domingos se vivirán con diferente intensidad teniendo una lluvia de partidos cada semana. Con esto también llegan varias responsabilidades sobre todo para los mariscales de campo de los que se esperan grandes cosas equivalentes a los sueldos que ganarán este año. Son seis jugadores los que ganarán más de 33 millones de dólares por esta campaña y tendrán que demostrar su valor en el emparrillado con buenas actuaciones.
Tal y como se dio a conocer hace algunas semanas Patrick Mahomes será el mejor pagado de toda la liga, este año cobrará 45 millones de su contrato que tendrá una larga duración. Sin duda este dinero puede ponerle cierta presión al joven maravilla que es la nueva cara de la Conferencia Americana y el rival a vencer, las defensivas saldrán con todo para cazarlo y eso lo pone en riesgo de lesión o cometer errores. Se verá si después del contrato sumado a ganar el Súper Bowl, Mahomes puede seguir con la calidad demostrada.
En segundo lugar se encuentra Deshaun Watson que acaba de firmar su extensión de contrato con los Texans que le darán 39 millones de dólares este año, Watson se ha quedado cerca de llegar a la final de conferencia, pero tendrá que dar el salto de calidad para validad la enorme confianza que han puesto en sus hombros con tanto dinero en la mesa.
En el tercer escalón está Russell Wilson que probablemente sea uno de los pocos que no tiene nada que demostrar. El 3 de Seattle se embolsará 35 millones de dólares esta campaña y es la razón por la que los Seahawks siempre se mantienen en la pelea por postemporada, su velocidad y brazo han sido el alma del equipo desde su llegada.
Sorprendentemente el cuarto peldaño lo ocupa un jugador que no vio acción el año pasado, Ben Roethlisberger cobrará 34 millones de dólares este 2020 y lo hará regresando de una lesión en el codo que lo marginó de jugar el año anterior. “Big Ben” si tiene algo que demostrar y es que a pesar de su veteranía todavía puede jugar en la élite, en años pasados cedió dinero para tener talento a su lado, pero ahora tendrá los bolsillos llenos como motivación para buscar su tercer Vince Lombardi.
Por último, en el quinto puesto están dos mariscales de campo con realidades diferentes. Ambos ganarán 33.5 millones de dólares, pero Jared Goff tiene mucho que demostrar aún con los Rams mientras que Aaron Rodgers, aunque tiene asignaturas pendientes ya le dio a los Packers un Súper Bowl. Ambos parecen no tener grandes equipos para poder llegar realmente lejos, pero se verá si la motivación monetaria los lleva a sorprender.