Madre de cuatro hijos y abuela de seis nietos, Mónica Becerra Moreno, candidata a diputada federal por el segundo distrito por Acción Nacional, se define como una mujer honesta, directa, solidaria y perseverante. Conocedora de las necesidades que enfrentan la mayoría de los hogares mexicanos, de adversidades económicas y sociales, busca el apoyo ciudadano en el actual proceso electoral.

Mónica, quien ha venido en ascenso notable políticamente hablando, ha logrado ser diputada local en dos ocasiones, cuenta con 23 años de militancia activa al interior del PAN, buscando por primera vez llegar a la Cámara Baja, con la intención de alzar la voz y recuperar programas sociales así como la escasez de medicamentos en el sistema de salud pública, entre otras necesidades que requieren de pronta solución. Antes de incursionar en la política, trabajó como operaria en varias empresas, fue cajera de una tienda de conveniencia y despachadora de una gasolinera.

Uno de sus más grandes logros como mujer, destacó, ha sido la conclusión de sus estudios universitarios, pese a la oposición en su momento de parte de su padre, sin embargo, gracias a la dedicación y esfuerzo logró una de sus metas. Finalmente, precisó que su campaña va dirigida a toda la ciudadanía, con quien habrá de mantener cercanía y comunicación constante que permita levantar los reclamos sociales en busca de darles futura solución.

“Sé de las carencias que hay en los hogares, del esfuerzo por ganarse las cosas, estoy consciente de las necesidades que existen, siempre me he preocupado por los más necesitados, no deben de estar solos, requieren el apoyo y eso vamos a buscar”, resaltó.