Trabajadores de la empresa Moto Diesel Mexicana piden de nueva cuenta la intervención de las autoridades estatales para que los directivos de la misma hablen claro sobre el futuro que tiene esta planta y si acaso pretenden cerrar o seguir despidiendo personal.

A través de un comunicado expresaron que reconocen las dificultades económicas de la empresa y que pudiera ser la causa principal de los despidos, pero los tienen con “el alma en un hilo” porque no saben cuándo les tocará el recorte que ha sido de manera indistinta, tanto a los de confianza como a los eventuales.

Además de no tener por lo pronto alternativas de trabajo, los que fueron sujetos al recorte de personal por baja en la producción no han tenido una liquidación como les correspondería, antes bien se les ha prometido el pago en parcialidades.

Entre los que han sido despedidos se encuentra gente que ya tenía hasta 15 o 20 años de servicio, tanto del área operativa como de la administración.

Aunado a que se han quedado sin empleo, varios tendrán que enfrentar problemas con el Fonacot o con las Afores, pues se han encontrado casos -a decir de los informantes- en que la empresa hizo la deducción respectiva, pero no se reportó a las instancias de referencia y particularmente el Fonacot empezará a reclamar al trabajador y no a la empresa.

De la misma manera, indicaron que algunos de los que ya están fuera de la empresa han demandado la liquidación total y que los pongan al corriente ante el Infonavit, en donde también, dijeron, tienen algunos retrasos; de ahí la petición para que alguna autoridad estatal intervenga en su auxilio.