Urge la construcción de un juzgado en el municipio de Jesús María, ante un rezago de al menos tres años en el que esa localidad requiere contar con oficinas para la atención de asuntos ante el Poder Judicial, señaló el presidente de la Barra de Abogados, Irving Tafoya Dávila.
El crecimiento de la población en esa localidad obliga a que ya cuente con su propio juzgado para el desahogo de los asuntos, debido al incremento de juicios generados en este municipio, enfatizó.
Agregó que el municipio de San Francisco de los Romo también requiere contar con un nuevo juzgado, debido a que los municipios de la zona metropolitana de Aguascalientes están creciendo en población de manera constante.
El litigante planteó que el ritmo de crecimiento poblacional obliga a que se abra por lo menos un nuevo juzgado cada año, con el fin de aligerar la carga de trabajo que se genera por la apertura de nuevas demandas en el Poder Judicial.
Consideró que la apertura de juzgados debería realizarse de manera similar al esquema que se aplica con el otorgamiento de fiats notariales, conforme al cálculo del crecimiento poblacional.
Debería establecerse en ley el número de juzgados que deben existir de acuerdo al tamaño de la población del estado, con lo cual se podría garantizar que haya suficientes juzgados para satisfacer la atención oportuna de los juicios.
Tafoya Dávila manifestó que, dentro de las mejoras en el Poder Judicial, se debe facilitar la apertura de una oficialía de partes para la presentación de demandas que se encuentre en los municipios del interior.
De esta manera, los abogados que proceden de los municipios del interior no tendrían que trasladarse a la capital para dejar sus escritos, lo que implica realizar traslados desde municipios alejados en el norte del estado hasta la sede del Poder Judicial en la ciudad.