En entrevista colectiva, Ricardo Anaya Cortés, dirigente nacional del PAN, manifestó su respaldo y solidaridad con la ciudadanía ante su inconformidad por el incremento a los precios de las gasolinas, al tiempo que aclaró que lo que está de fondo es la Reforma Fiscal y no la energética, por lo que hizo un llamado para que se revise esta situación.
Explicó que por cada litro que la gente compra del combustible, seis pesos son de impuestos, cuatro corresponden al Impuesto Especial de Productos y Servicios (IEPS) y dos más al IVA. De ahí que, enfatizó, esa es la razón por la que los legisladores del PAN votaron en contra de lo que llamó esa “tóxica Reforma Fiscal”.
Sin embargo, lamentó que el PRI fue quien la propuso y fue aprobada con el apoyo de otros partidos, aclarando que el PAN siempre votó en contra.
Ante tal situación, el dirigente nacional del PAN hizo un llamado para que sea revisada de nueva cuenta la Reforma Fiscal, al subrayar que este incremento es muy delicado al implicar un aumento en cascada de los precios de muchos bienes y servicios que la gente necesita para consumir. “La gente está viviendo una situación económica muy complicada y por eso nos parece tan delicado este aumento en los precios de la gasolina”.
Por lo anterior, Ricardo Anaya comentó que los grupos parlamentarios ya trabajan en algunas iniciativas, pero reconoció que el PRI es quien tiene mayoría en el Congreso de la Unión. “Hay que decirlo con claridad, en su momento nosotros nos opusimos a la Reforma Fiscal y ahí están las consecuencias”.
Con todo ello, Anaya Cortés reconoció el descontento generalizado, pero a su vez resaltó que la población debe conocer la verdad sobre la Reforma Fiscal a la que el blanquiazul durante muchos años se ha opuesto. “Más bien el Gobierno debe asumir su responsabilidad”.

¡Participa con tu opinión!