Sergio Cuevas Ávila

Los hospitales privados en Aguascalientes están sobresaturados de pacientes de COVID, por lo que incluso algunos van a reconvertir áreas para aumentar la capacidad de atención, ante la alta demanda, reconoció el médico infectólogo, Francisco Márquez Díaz.

El especialista señaló que la saturación de los hospitales los está agobiando y en el medio privado ya están incluso por arriba del 100%, por lo que han tenido que buscar incluso camas de terapia intensiva en los hospitales públicos “porque nosotros ya no tenemos esa capacidad. Se desocupa una cama y hay 2 o 3 pacientes esperando”.

Ante ello, dijo que los hospitales privados se van a reconvertir, es decir, van a ampliar su capacidad de atención, como es el caso de Star Médica y la Médica Avanzada Contigo (MAC), los cuales muy probablemente en el transcurso de las dos primeras semanas de febrero, tengan la apertura de nuevas áreas de atención COVID con el aumento en el número de camas y abriendo también más la red de oxígeno para tener más capacidad.

Apuntó que el problema es que a medida que han pasado los días el tipo de paciente que necesita hospitalizarse cada vez es más grave, por lo que las camas normales de hospital ya no son lo que se necesitan, sino que requieren camas de terapia intensiva, lo anterior debido a que el flujo de personas en la ciudad sigue siendo alto, “es decir, si las personas guardaran el confinamiento, si se quedaran en sus casas, se mitigaría un poco la pandemia y no tendríamos tan saturados los hospitales, pero esto no está sucediendo en Aguascalientes”.

Apuntó que esta adaptación de los hospitales por necesidad genera también que baje por mucho la calidad en la atención, pero no por intención, sino porque están rebasados en la capacidad. Destacó que en el caso de Star Médica y la Clínica MAC tienen la capacidad de alojar a alrededor de 20 a 22 pacientes y a pesar de la marginación que hizo el Gobierno Federal a los médicos privados de aplicar sólo 57 vacunas de más de 200 elementos que las requieren, en los casi 10 meses de la pandemia, han atendido en hospitalización a más de 500 pacientes, a cerca de 3 mil en servicios de atención de urgencia, y en procesos diagnósticos en el medio privado se han hecho aproximadamente 10 mil, con un rango de positividad desde 40 hasta 80%, lo cual habla del esfuerzo que hace el medio privado por soportar también la pandemia.