De 32 equipos ya solamente quedan 4. La ronda divisional dejó grandes momentos y solamente cuatro sobrevivientes que buscarán llegar al Super Bowl LV el siguiente fin de semana. Ahora no fueron solamente jugadores los que destacaron, sino personajes o momentos que definieron las eliminatorias, aquí un repaso de lo que marcó la historia en la ronda divisional.
Mejor QB: Aaron Rodgers sigue en un plan gigante. No sólo por sus pases quirúrgicos, sino por entender el momento del partido ante los Rams y golpear justo en situaciones en donde se comenzaba a complicar el marcador. Hace cosas que parecen sencillas, pero que terminan siendo posibles solo para alguien con su talento. Tuvo 23 pases completos para 286 yardas y 2 pases de touchdown al que se le sumó otro en donde anotó por tierra gracias a una enorme finta que muestra su versatilidad para conseguir puntos.
Mejor corredor: El éxito de Green Bay no sería el mismo sin su línea ofensiva y sin su explosivo corredor Aaron Jones que en múltiples ocasiones encontró huecos que aprovechar y cuando no había por dónde correr lograba encontrar espacios para conseguir yardas positivas. Su aporte es vital para abrirle espacios al ataque aéreo y ante una defensiva como la de los Rams sus 99 yardas y una anotación fueron números de oro.
Mejor receptor: En esta ocasión hay una mención especial para la pareja que tienen los Chiefs con Tyreek Hill y Travis Kelce. En una mitad hicieron pedazos a la defensiva de los Browns mientras que en la segunda parte al perder a Mahomes se vieron con menos impacto, pero apareciendo cuando el partido lo ameritó. Se combinaron para 219 yardas totales con 8 recepciones cada uno y superando ambos las 100 yardas, Kelce con una recepción de anotación. Son probablemente el mejor dúo de la liga entre receptor y ala cerrada.
Mejor defensiva: Sin ninguna duda los Buccaneers le deben gran parte de su victoria a la gran tarde que tuvo su defensiva. Lograron un total de cuatro robos de balón con tres intercepciones y un balón suelto recuperado que se tradujeron en 21 puntos para su ofensiva. El líder de esta unidad es Devin White que además de una intercepción sumó 10 tacleadas a lo largo del partido siendo fundamental en parar el ataque terrestre de los Saints.
Mejor coach: Pasan los años y Andy Reid sigue encontrando formas de sorprender. Ahora perdió a Mahomes, pero encontró la forma de ganar con un estilo agresivo y jugándosela en cuarta oportunidad sacando una jugada de la chistera con su mariscal suplente que significó el pase a la final de conferencia por tercer año consecutivo. Reid muestra cada partido su gran preparación y su enorme creatividad para mantener a su equipo en un nivel altísimo.
Jugada decisiva: Por último, la jugada que definió de forma más importante el curso de un partido sucedió en el Ravens vs Bills cuando la diferencia era muy corta y Baltimore buscaba anotar para empatar el partido. Taron Johnson interceptó a Lamar Jackson en su zona de anotación, pero no sólo eso, sino que la regresó 102 yardas para darle siete puntos más a los Bills que terminaron siendo definitivos. Esto cambió totalmente el curso del juego.