Los tenistas de Irapuato, José Antonio Álvarez y Carlos Álvarez, obtuvieron el primer lugar en el torneo de dobles dentro de la categoría profesional, derrotando en la final a la dupla conformada por Diego Balderas y Eduardo Orozco, quien fue el campeón del singles profesional.
Además del torneo individual de tenis, el campeonato de dobles también dejó grandes emociones a lo largo del fin de semana, se contaron con grandes duelos en cada ronda y al final los hermanos Álvarez, oriundos de Irapuato, Guanajuato, fueron los acreedores del título.
El camino de los hermanos comenzó en octavos de final ante Fernando Vargas y Jorge López, en donde ganaron en un intenso partido que se fue a tres sets, después en cuartos de final vencieron a David Koch y Hugo Bárcenas en dos episodios.
Para la ronda de semifinales, José Antonio y Carlos derrotaron en tres sets a la dupla de los hermanos Daniel y Alan Magadan, y para el partido por el campeonato, los guanajuatenses vencieron a Eduardo Orozco y Diego Balderas, en un intenso juego que terminó 6-3, 6-7 y 10-3.
En más resultados de la ronda de dobles, los campeones de la categoría “A” fueron Antonio Rodríguez y Luis Ortega, quienes vencieron en la final a Ignacio Camarillo y Pablo Barrera con parciales de 6-3, 4-6 y 10-8.
Por otro lado, los ganadores de la “B” fueron Carlos Lara y Pedro Antonio Jiménez, mientras que en la categoría “C” los campeones fueron los jóvenes seleccionados Isaac Díaz y Santiago Albarrán.
En cuanto a la rama femenil, la dupla conformada por Delfina Sandoval y Arantza Aguayo se decretó campeona de la categoría “B”, y la pareja de Angélica Covarrubias y Betty del Valle se quedaron con los trofeos de primer lugar en la categoría “C”.