Los extorsionadores no dan tregua

Ahora fue uno de los trabajadores de una gasolinera ubicada en la carretera federal No. 45 Norte víctima de los extorsionadores telefónicos. Por fortuna, la trampa fue frustrada de manera oportuna por policías estatales y preventivos de Cosío, quienes evitaron que el afectado depositara una suma de dinero que le estaban exigiendo a cambio de no hacerle daño a su familia.
La intervención de los efectivos policiacos se originó a raíz de un reporte al 911, donde se informaba que uno de los trabajadores de la gasolinera “Los Pirules”, que se ubica en la carretera federal No. 45 Norte, a la altura del kilómetro 54+000.en el municipio de Cosío, estaba siendo objeto de una extorsión telefónica, ya que le exigían 70 mil pesos en efectivo a cambio de no causar daño a su familia que supuestamente tenían vigilada.
Debido a que los extorsionadores proporcionaron información de sus familiares, el empleado presumió que efectivamente estaban siendo vigilados, por lo que reunió parte del dinero solicitado y acudió a una tienda de conveniencia a realizar el depósito.
Sin embargo, alertados por los mismos compañeros de la víctima, policías estatales y policías preventivos implementaron un operativo y evitaron que el trabajador hiciera cualquier depósito en efectivo. Cabe destacar que las llamadas telefónicas estuvieron haciéndose a través de los números 331-428-3328, 561-360-5923.