Staff / Agencia Reforma

CDMX.-Monarcas Morelia puede pasar a la historia por dejar la ciudad que los vio nacer y perder su identidad, aunque no sería el único que ha sufrido ese trance.

La Piedad

Uno de los movimientos más increíbles en el futbol mexicano se dio hace 7 años, cuando después de que La Piedad lograra el ascenso deportivo venciendo en la Final a Toros Neza, Fidel Kuri se llevó el equipo a Veracruz.

La Piedad no contaba con la capacidad mínima en su estadio para competir en Primera, y a pesar de que el Gobierno ofreció 6 millones de pesos al club para la remodelación, Los Reboceros terminaron en el puerto.

Unión de Curtidores

Uno de los equipos históricos en el futbol mexicano tuvo que decir adiós, a pesar de que en el campo había regresado a lo más alto del futbol profesional.

El club Unión de Curtidores, fundado en 1928 en León, logró el ascenso en 1999 pero fue vendido al Puebla, que había descendido la temporada pasada.

Lobos BUAP

Apenas en junio del año pasado, el último caso de una mudanza se vivió con Lobos BUAP, quien cedió su puesto y unos siete jugadores, al FC Juárez, que en Segunda no pudo conseguir el éxito deportivo, pero logró ascender gracias a la adquisición del equipo de la Benemérita de Puebla, que ahora cuenta con un equipo formativo que compite en la Cuarta División.

Atlante

Después hacer historia en la Ciudad de México, e ir y venir de Neza en un par de ocasiones, el Atlante le dijo adiós a la capital para continuar su camino en Cancún, Quintana Roo, donde a pesar de conseguir un título de Liga MX, no ha podido brillar, a tal grado que llevan seis años en la Segunda División.

Necaxa

Tras abandonar el Estadio Azteca y la Ciudad de México, Necaxa ha tenido altas y bajas como franquicia en Aguascalientes.

Los Rayos subieron un par de veces de categoría y lograron un título de Copa MX, pero también tienen temporadas con poco arrastre, como esta del Clausura 2020 que tuvieron el peor registro de asistencia de toda la Liga.

Jaguares y San Luis

Estos dos equipos fueron manoseados en los últimos años.

A pesar de que los potosinos tienen ya un equipo en Primera, en el 2013 se desprendieron del club cuando fueron enviados a Chiapas para que la ciudad mantuviera el futbol de Primera con el FC Chiapas, después de que los Jaguares fueran comprados ese año por el Querétaro.

¡Participa con tu opinión!