En el aeropuerto internacional de San Luis Potosí fueron asegurados diez geckos leopardo, que pretendían ser transportados al estado de Aguascalientes y al Estado de México.
El aseguramiento fue realizado por personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, luego de que empleados de una empresa de paquetería ubicada en el mismo aeropuerto, reportaron que se habían detectado tres paquetes que contenían en su interior ejemplares vivos de vida silvestre.
Derivado de ello, se realizó una visita de inspección y se observaron los mencionados paquetes que en su interior contenían un total de diez ejemplares vivos de la especie gecko leopardo (Eublepharis macularius).
Se estableció que dichos paquetes tenían como destinatarios a personas que radican en la ciudad de Aguascalientes y en el Estado de México. Los diez ejemplares de vida silvestre fueron llevados con un especialista para su atención y custodia.
De igual forma, se instauró el procedimiento administrativo a fin de determinar lo conducente.
El gecko leopardo es una especie que no se distribuye en México, pero de acuerdo a lo estipulado en la Ley General de Vida Silvestre, debe comprobarse su legal procedencia para su comercialización y manejo.
Este reptil vive principalmente en las regiones semidesérticas de Oriente Medio, desde Irán hasta Pakistán. Se trata de una especie muy utilizada como mascota por su facilidad para la cría y mantenimiento en cautiverio en un terrario.