Ayer, en sesión de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, que preside el diputado Gustavo Alberto Báez Leos, se aprobó el dictamen que resuelve la Minuta proyecto de Decreto, mediante el cual se reforman y adicionan los artículos 107 y 123 de la Constitución Política Federal en materia de justicia laboral.

Se contemplan la desaparición de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, con el propósito de que los asuntos inherentes al área se deliberen en tribunales laborales, adscritos al Poder Judicial.

Además, con la reforma se incorpora la obligación de elegir a los dirigentes sindicales a través del voto directo y secreto, de esta manera, los dirigentes dejarán de ser inamovibles, ya no podrán perpetuarse en el cargo.

En el debate, la legisladora Elsa Amabel Landín Olivares consideró la pertinencia de esta trascendente reforma, al tiempo que consideró que en breve el Congreso del Estado tiene la tarea de adecuar la legislación local.

Por su parte, Francisco Martínez Delgado señaló que esta iniciativa del Gobierno Federal es acertada, pues ahora la impartición de la justicia laboral se dirimirá en tribunales laborales, y de acuerdo a la Minuta, “tenemos un año de plazo para adecuar la legislación en la materia, así como todos los congresos de las entidades”.

Anticipó que existe ya un proyecto de iniciativa de reforma a la Ley Orgánica del Poder Judicial, en la cual ya se contempla la creación de tribunales laborales, por lo que en breve se emprenderá el estudio de la misma.

Puntualizó que ante los cambios en el marco legal y en los organismos que resolverán los temas de justicia laboral, los derechos de los trabajadores que actualmente están adscritos en la Junta de Conciliación y Arbitraje quedan intactos, “pues son derechos ya adquiridos”.

Una vez aprobado, este dictamen será turnado a la Comisión de Gobierno para que determine su inclusión en el orden del día de la próxima sesión plenaria.

¡Participa con tu opinión!