A pesar de los constantes reclamos de los jubilados municipales y estatales, porque la propia Ley del ISSSSPEA les quita la pensión por orfandad y viudez, los diputados ni caso les hacen, se limitan a reformar la normatividad para ajustar el derecho que ya tienen las madres trabajadoras, en torno al servicio de guarderías, dejando de lado lo esencial.

Los miembros de la Comisión de Servidores Públicos del Congreso, Lucía Armendariz Silva, Érica Palomino Bernal, Paloma Amézquita Carreón, Alejandro Serrano Almanza y Patricia García García, se limitaron a firmar el dictamen de reforma de dicha Ley, pero sólo abordaron el renglón de estancias de bienestar infantil, que también es importante, pero hubieran aprovechado la modificación del documento para hacerle justicia a los pensionados.

También sigue en el limbo el reclamo que siempre ha hecho este sector de la burocracia; consideran injusto perder su pensión, por el tiempo que realicen actividades remunerativas, cuando su pensión ya es un derecho ganado por años de servicio y en cambio, la propia ley contempla tal aberración.

De acuerdo a los registros del Congreso, no hay propuesta de reforma alguna que busque garantizar el derecho de los burócratas a la pensión que les corresponde.

Esperemos que los miembros de la Comisión citada, se den tiempo para eliminar de la Ley los errores que se advierten en perjuicio de los jubilados, y pongan orden.

A decir de un grupo de pensionados, cuyos nombres se encuentran en la Mesa de Redacción, han acudido al Congreso a evidenciar los perjuicios que la Ley les ocasiona, y la respuesta siempre es la misma, “con gusto lo analizaremos”, pero sus demandas datan desde la pasada Legislatura y aún no se atienden.

Mostraron firma de recibido de sus reclamos por escrito, pero no han tenido resultados.