Staff
Agencia Reforma

DELAWARE, EU.- El Presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, aseguró que el país aún está por enfrentar los momentos más complicados por la pandemia de Covid-19, en el marco de una temporada en la que suben los viajes y las reuniones por los festejos decembrinos.
“Nuestros días más oscuros están por delante, no detrás de nosotros”, advirtió.
Aunque las vacunas son un gran logro, tomará “muchos meses” para que los 320 millones de estadounidenses las reciban, a fin de que disminuyan las muertes y los contagios, añadió.
“Mientras tanto, la pandemia continúa. Los expertos creen que se pondrá peor”, apuntó.
En su discurso, Biden expresó su empatía con los trabajadores de la salud de primera línea, científicos, investigadores, voluntarios de ensayos clínicos y familias en dificultades.
Instó a todos a seguir tomando precauciones para tratar de frenar la pandemia.
“(La Primera Dama) Jill y yo enviamos nuestras oraciones, como estoy seguro de que todos ustedes lo hacen, a todos los que se enfrentan a este oscuro invierno”, mencionó.
Al señalar las formas en que la pandemia ha alterado sus propios festejos, que normalmente incluyen hasta dos docenas de familiares, Biden dijo que no hará eso este año.
El Presidente electo aprovechó también para aplaudir a los legisladores por avalar el proyecto de ley de alivio por el Covid-19, que llevará ayuda económica a estadounidenses y empresas.
“El Congreso hizo su trabajo esta semana y puedo, y debo, pedirle que lo haga el próximo año”, sostuvo.
“La gente está sufriendo desesperadamente”.