NOÉ GARCÍA GÓMEZ

La elección estadunidense no solo incide e impacta en aquel país, tiene una resonancia mundial, y principalmente en nuestro país, por compartir frontera y ser dependiente económico. Por lo que hay que prepararse para lo inimaginable con un personaje como Trump, donde vimos cómo a lo largo de los años un caos como presidente de una nación, principalmente por sus ocurrencias y mentiras ante cualquier cosa.

Muchos pensaban que aceptaría con dignidad su derrota, la realidad es que no fue así, la tensión y crisis política del sistema electoral y de gobierno estadunidense, está tensando al mundo.

Las primeras horas después de cerradas las casillas, ante una contienda cerrada parecía que se ratificaría a Trump por un periodo más. Pesadumbre y tensión se sentía, pero algunas señales del mismo Trump parecieron dar un giro esperanzador, acusaciones de un posible fraude, dejaba entrever que las cifras de los votos electorales podrían cambiar para favorecer al demócrata Biden.

Como paréntesis, merece una mención, que se derrumbó el mito del voto latino, la verdad no salió a votar, y el que salió no pesó, y el que pesó fue para voltear la balanza para Trump como lo realizaron los cubanos en Florida. La realidad es que los latinos, no se interesan, no se organizan y no pesan.

Retomando el tema, la mañana del miércoles, el mapeo electoral se vislumbró la voltereta, ahí se dio la reacción en el equipo republicano. Algunos twttis del aun presidente de Norteamérica donde acusaba de un posible fraude. Después una conferencia de prensa cargada de mentiras y teorías conspiranóicas fue cortada por las principales cadenas de televisión. Trump se esta quedando solo en su locura de aferrarse a la Casa Blanca.

Seamos sinceros, siempre esperamos que gobiernos de los países en desarrollo estén enfrascados en disputas electorales, pero verlo en la elección del poderoso país del norte causa mucho morbo.

La democracia e instituciones estadunidenses están a prueba, por el bien no solo de ellos, sino de México y el resto del orbe esperamos salga avante. Ya que una crisis electoral y política en aquel país puede tener resultados catastróficos para diversos países del mundo.