El director del Instituto de Educación de Aguascalientes, Ulises Reyes Esparza, reconoció ayer que en este momento no existe un proyecto estructurado para las Cooperativas de las Escuelas para procurar una mejor alimentación y nutrición de los niños dentro de las instalaciones escolares.
Sin embargo, en una segunda fase se entrará en un proceso de diagnóstico de esta infraestructura para determinar las condiciones en que se encuentran, deberán ser fumigados esos espacios que tienen mucho tiempo encerrados y hay que liberarlos de fauna nociva, luego sanitizarlos y capacitar al personal que se encargará del manejo de los alimentos.
Se tendrá que organizar perfectamente que una vez en las aulas, los descansos sean escalonados y se eviten las aglomeraciones de los menores en los espacios comunes.
“Por ahora no se tiene un proyecto definido pero tendrá que abordarse en su momento para elaborar estrategias que mejoren la alimentación de los niños”, recalcó el director del IEA.
Ulises Reyes Esparza agregó que con la estancia en el hogar de los estudiantes de nivel básica por más de un año a causa de la pandemia sanitaria, se supondría que todos han estado alimentándose mejor con mayor nutrición, pero la verdad no es así y varios han subido varios kilogramos por el encierro y porque han comido muchas calorías.
Por todo esto, dijo, la estrategia del retorno a clases es integral y esto significa que se cuidarán todos los elementos que tienen que ver con el proceso educativo como son los materiales, la infraestructura, el equipamiento, la capacitación de los maestros, los protocolos sanitarios y otros muchos aspectos.
“El retorno a clases será escalonado y gradual en el estado de Aguascalientes, y cada una de las escuelas volverá cuando se les haya hecho su diagnóstico y se determine que las condiciones mínimas indispensables como agua, energía eléctrica y ventanas y puertas reparadas funcionan al 100%”, finalizó.