El máximo logro de un deportista es ganar una medalla de oro en unos Juegos Olímpicos, y a lo largo de la historia grandes figuras del deporte han logrado ganar dicha presea, tales como Muhammad Ali, Michael Jordan, Roger Federer, Lionel Messi, entre otros.
Sin embargo, varios atletas no sólo han ganado una medalla en JJOO, sino que le han dado a su país una gran cantidad de preseas, destacando sin duda a Michael Phelps, considerado como el mejor deportista olímpico en la historia, debido a que sus logros son inhumanos.
El “Tiburón de Baltimore” cuenta con el récord mundial de más medallas en su haber y más medallas logradas en una competencia olímpica. El nadador estadounidense cuenta con ni más ni menos que 28 medallas, de las cuales 23 son de oro, 3 de plata y 2 de bronce.
Phelps estuvo en boca de todos cuando en el 2004 logró ganar 6 medallas de oro y dos de bronce en Atenas, y al tener sólo 19 años, muchos sabían que el americano iba a conquistar más medallas.
En Pekín 2008 Phelps se superó y obtuvo 8 medallas de oro, la mayor cantidad de oros en unos Juegos Olímpicos para cualquier atleta, después en Londres 2012 logró sumar 4 medallas de oro y dos de plata, mientras que en Rio de Janeiro 2016 sumó otras 5 preseas doradas y una plateada, para así retirarse como el máximo ganador de la historia.
Quien ocupa el segundo lugar en el medallero individual es la rusa Larisa Latynina, que de 1956 a 1964 obtuvo 18 medallas en gimnasia, de las cuales 9 fueron de oro, 5 de plata y 4 de bronce.
Así mismo, con 9 medallas de oro están atletas como Paavo Nurmi de Finlandia en atletismo, aunque con 12 en total; el estadounidense Mark Spitz en natación con 11 en total y el también estadounidense Carl Lewis en atletismo con 10 preseas.
Otro caso en particular es el de Usaint Bolt, ya que el jamaiquino ocupa la posición 13 a nivel histórico al sumar 8 medallas de oro, recalcando que él no cuenta con preseas de plata o de bronce, pero en los últimos años enamoró a muchos con sus récords y momentos históricos.