Cerca del 50% de los contenedores de basura propiedad del Ayuntamiento de la capital, es decir alrededor de dos mil de ellos, son vandalizados de manera anual, lo que afecta de manera importante ofrecer un servicio de calidad para la ciudadanía.

La Secretaría de Servicios Públicos detalló que son 4 mil 318 contenedores de residuos ubicados en colonias y comunidades de la capital, haciendo un llamado para que se haga un buen uso de los mismos.

El promedio de rehabilitación de los contenedores es de dos mil, los cuales son dañados al colocárseles ramas, muebles, así como materiales peligrosos y objetos encendidos. De igual manera se solicita reportar actos vandálicos como incendios, pinta de grafiti o robo de tapas, situaciones que afectan la prestación del servicio.

La titular de la dependencia, Miriam Rodríguez Tiscareño, resaltó que es importante no arrojar objetos prendidos, ya que además del riesgo de provocar un incendio, el humo de la quema de residuos resulta peligroso para la salud de la población y el medio ambiente, por la generación de monóxido de carbono, dióxido de azufre y metales pesados. Cabe mencionar que la fabricación de un contenedor tiene un costo aproximado de 30 mil pesos y con un uso adecuado, puede alcanzar un tiempo de vida útil de hasta ocho años, sin requerir reparación.

“La labor que realiza el personal de la Dirección de Limpia y Aseo Público consiste en la aplicación de pintura y/o trabajos de balconería, dependiendo de los daños que presenten, buscando siempre mantenerlos en buen estado para que la ciudadanía pueda depositar sus residuos diariamente,” expresó.