Familiares de menores diagnosticados con cáncer denunciaron públicamente la falta de medicamentos para su tratamiento, tanto en pacientes del Instituto Mexicano del Seguro Social, como del Hospital Miguel Hidalgo.

Se trata un grupo de al menos 20 menores de edad, quienes en el último mes no ha tenido la cobertura médica gratuita, lo que pone en mayor riesgo su vida al ser incierta la fecha para que las quimioterapias puedan ser reanudadas.

La señora Angélica Rangel, madre de una joven de 12 años diagnosticada con tumor cerebral, internada actualmente en Hospital General de Zona No. 3 del IMSS, detalló la angustia con la que han tenido que vivir al menos durante las últimas cuatro semanas, al ser notificada sobre el desabasto de algunas claves médicas para el tratamiento de su hija. Por lo anterior y con la finalidad de que la salud de su pequeña no decayera aun más, con el apoyo de familiares amigos y conocidos, así como aportaciones de algunas fundaciones encargadas a la atención de cáncer, fue posible juntar los 39 mil pesos que necesitaban para el tratamiento.

En su caso, su hija necesita como parte de su tratamiento 9 gramos de ifosfamia, cuyo precio en total alcanzó los 27 mil pesos, así como otros 6 mil pesos en etopósido y gastos de envió al ser medicamento importado.

Sin embargo, el futuro para la siguiente quimioterapia es incierto, toda vez que incluso para poder hacerle frente a tan importante gasto, tuvieron que deshacerse de algunas pertenencias, por lo que ahora todas las esperanzas están puestas en que las autoridades del sector salud pronto puedan restablecer los medicamentos correspondientes. Finalmente, la mujer exhortó a las autoridades estatales para que intercedan por las familias afectadas por la falta de tratamientos oportunos contra el cáncer.

“Es inhumano que estén dejando morir a nuestros hijos, es inhumano que falten a sus derechos a la salud y la vida, esto afecta su pronóstico de vida. Apoyamos la lucha contra la corrupción y todo lo que dice el Gobierno, pero no es justo que no haya medicamento para nuestros hijos”, concluyó.

¡Participa con tu opinión!