A casi tres meses que los principales bancos en la entidad cerraron la llave de los créditos para las viviendas usadas, sigue atorado el problema y los agentes inmobiliarios están al borde de la desesperación, reconoció el presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios, René Arturo Treviño Cortés. “Están pensando incluso en salir a las calles a manifestar esta situación. Consideramos que los problemas no deben asustar, sino que, se deben enfrentar para buscar solucionarlos, pero cuando ya pasaron 3 meses, qué se está ocultando”.

Afirmó que preocupa el silencio que mantienen los bancos, ya que lo último que externó la Asociación de Bancos de México fue que ellos mandaron la recomendación, pero ya cada institución bancaria decide, “y con nosotros no se han pronunciado, no hemos visto ninguna información donde digan que por estas razones o bajo estas condiciones reaperturamos, no”.

Destacó que cada vez hay más gente trabada en este asunto porque se van acumulando más operaciones. Afirmó que en promedio se tienen alrededor de 146 operaciones mensuales emproblemadas que representan alrededor de 250 millones de pesos que están dejando de circular entre quienes desean vender y los que buscan comprar alguna vivienda usada. “No se están haciendo las operaciones y todos los que estamos involucrados en la comercialización, en los procedimientos, notarias, agentes inmobiliarios, brókers, hipotecarios, todo está detenido”.