No debe generar psicosis distanciamiento con Estados Unidos. Antonio Robledo Sánchez, presidente estatal de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), sostuvo que no se debe tener miedo a una posible renegociación del Tratado de Libre Comercio; “incluso si nos salimos, pues nos salimos y no pasa nada, no podemos estar asustándonos con el petate del muerto cada vez que hay cambios”.

Detalló que en el caso de la industria de la construcción, se puede llegar a tener cierta independencia, pues hay empresas que producen acero y cemento de buena calidad en México, mientras que la maquinaria se podría traer de Europa, donde también hay marcas reconocidas.

Robledo Sánchez reconoció que hay materiales especializados que no se producen en el país, pero se pueden importar de otras regiones del mundo, como China, Europa y Sudamérica, algunas de las cuales son muy competitivas, como en el caso del gigante asiático con respecto al acero.

“Hay que empezar a hablar de nacionalismo, somos un país importante, somos un país que representa mucho a nivel mundial”, y si bien, se prevé que 2017 puede ser un año complicado, la realidad es que todos los años tienen sus peculiaridades, como lo fue la crisis inmobiliaria en Estados Unidos en 2009, que afectan al desarrollo del país, pero también se ha demostrado que existe la capacidad para salir adelante.

Finalmente, el presidente estatal de la CMIC indicó que con la economía globalizada es necesario comercializar con el mundo, no nada más con los Estados Unidos, por lo que hace falta hacer más acuerdos y alianzas con otras regiones; “ya salimos del huevo, afortunadamente ya somos diferentes”.