La irresponsabilidad de los usuarios del transporte público, ha llevado a la aplicación de amonestaciones y multas a los concesionarios del servicio, pues hasta los choferes se han mostrado colaborativos en el tema de la prevención del COVID-19, pero son los pasajeros los que se rehúsan a cumplir con las indicaciones para usar las unidades.

Josef Guirao Vega, director de los Servicios de Salud del ISSEA, dio a conocer lo anterior y resaltó que el 85% de las sanciones implementadas a camiones urbanos es porque el pasajero no lleva cubre boca o bien no lo usa de la manera adecuada e inclusive porque no guarda la sana distancia recomendada.

El 15% restante de las amonestaciones se deben a que el camión no lleva gel antibacterial a disposición de los usuarios o carece del letrero que indica la prohibición de subir a la unidad a los pasajeros que no lleven cubre boca.

Ante esta situación, resaltó que la población debe comprender que si bien ya se tiene una reactivación laboral y por tanto la movilidad es mayor, los cuidados deben continuar y adoptarlos no por capricho de la autoridad, sino por el interés de que sea la misma ciudadanía la que asuma su responsabilidad de cuidarse unos a otros.

A partir de las 7 de la mañana inician los operativos de supervisión de parte de la Guardia Sanitaria que ahora cuenta con 180 personas realizando esta labor, de manera que en el caso del transporte público, la revisión para el cumplimiento de la sanitización de las unidades y los dispositivos que deben tener para prevenir el contagio, se hace no sólo en las terminales, sino de manera aleatoria en cualquier parte de la ruta que siguen.

TAMBIEN EN GUARDERÍAS

Ante el reinicio de las actividades laborales, la apertura de guarderías se ha hecho necesaria y la Guardia Sanitaria también ha acudido ya a las que administra el estado como son la del ISSSSPEA, del DIF Estatal y la Estancia de Bienestar Infantil, en donde se ha corroborado que sus instalaciones están en óptimas condiciones de salubridad, cumplen con los protocolos y su personal sabe perfectamente cómo proceder ante esta situación de pandemia.

Guirao Vega destacó que los protocolos en materia de guarderías, han sido avalados no sólo por el sector salud de la localidad, sino también por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), lo que permite garantizar que los infantes que son atendidos en estas guarderías cuentan con los cuidados pertinentes y puntuales.

¡Participa con tu opinión!