Ya es Área Natural Protegida el Bosque de Cobos-Parga, con lo que se busca preservar de manera formal y permanente una superficie de más de 176 hectáreas, donde existen más de 120 especies como mezquites, huizaches y nopaleras; así lo decretó el gobernador Martín Orozco Sandoval, en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente.

Al realizar este importante anuncio, señaló que el cuidado y protección al medio ambiente es uno de los temas fundamentales en la agenda pública de su administración y seguirá siendo un compromiso para lograr el equilibrio ecológico y que las familias tengan una mejor calidad de vida.

También explicó que en este espacio conviven más de 60 especies animales importantes para la conservación del hábitat, entre ellas polinizadores como las abejas, vitales para la supervivencia del planeta.

Se conserva también un espacio de recarga natural que ayuda a la purificación del aire, la regulación el clima y la retención de los suelos.

Orozco Sandoval sostuvo que se evitará cualquier tipo de urbanización o construcción y por el contrario, se promoverá que esta zona sea de uso público, para el disfrute y aprovechamiento de la sociedad, la investigación y la conservación.

Agradeció a las agrupaciones como el Movimiento Ambiental, el Colegio de Biólogos, Bosque de Cobos y Amigos del Bosque de Cobos, que han trabajado durante años para promover entre la población la importancia de este recurso natural. Finalmente, llamó a la población para unirse a la protección del medio ambiente, ya que forma parte del crecimiento y desarrollo de la entidad.