El titular de la unidad de atención de la Condusef, José Antonio Mejía Lozano recomienda a los ciudadanos estar alerta en el Buen Fin 2021, del 10 al 16 de noviembre, porque al igual que es algo esperado por millones de personas, también lo es para los defraudadores, por lo que si se hacen las compras mediante tarjeta de débito o crédito, se debe tener cuidado.

Antes de lanzarse a gastar su dinero, la Condusef emite una serie de recomendaciones para no caer en ningún tipo de fraude o incluso al robo de identidad durante el Buen Fin 2021, el cual se caracteriza por rebajas en tiendas y almacenes.

Algunos de los métodos que más utilizan los hackers para cometer fraudes en línea son: el phishing, donde los estafadores se hacen pasar por instituciones financieras con el objeto de robar los datos personales para acceder a las cuentas bancarias, tarjetas de débito y de crédito.

Se valen de correos, mensajes o llamadas telefónicas para notificar que se tiene un cargo no reconocido y que el supuesto asesor está para ayudarte y solicita datos personales y bancarios. Lo mejor es colgar inmediatamente. Para mayor seguridad hablar a tu banco.

Otro fraude es mediante el Spam, casi todas las personas han recibido alguna vez un mensaje, correo electrónico o imágenes con contenido engañoso, pero siempre que se reciba algo parecido recuerda no abrirlos, ya que al hacerlo corres el riesgo de que se instale en el equipo un malware o código malicioso.

También saber que no sólo las finanzas están en riesgo ante los fraudes digitales, también los datos personales están expuestos y en consecuencia el robo de identidad. El objetivo en este tipo de robos es usar de manera ilegal los datos para abrir cuentas de crédito, contratar seguros de vida, líneas telefónicas, realizar compras o incluso cobrar algún seguro o pensiones.

Además, el titular de atención de la Condusef señala que antes de realizar compras por impulso, sin considerar que al planearlas se pueden conseguir mejores precios. Por eso, antes de la fecha de inicio del Buen Fin, revisar los precios de los productos en diferentes tiendas y comercios, así se sabrá si son de verdad una oferta o están inflados por la temporada.