Aun con la implementación del Sistema de Justicia Penal Acusatorio, no se ha logrado dar fin al hacinamiento que impera en algunos Centros de Reinserción Social (Ceresos) del país, tema en el que hay mucho por hacer, al igual de que hay otros asuntos pendientes como lo relacionado con la Ley de Amnistía, manifestó la directora general de la Tercera Visitaduría de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Hilda Téllez Lino.

Entrevistada previo a su asistencia a la Asamblea Plenaria de la Conferencia Nacional del Sistema Penitenciario, resaltó que hay trabajo por hacer con los jueces de ejecución, a fin de lograr el objetivo planteado.

Subrayó que uno de los temas que están siendo revisados en el trabajo diario de la visitaduría que ella representa, es velar por la protección de los derechos humanos de las personas que se encuentran privadas de su libertad en centros penitenciarios.

Aguascalientes se encuentra en términos generales en un promedio aceptable en materia de cumplimiento de los derechos humanos en los centros penitenciarios, aunque las visitas desde el nivel central se hacen de manera frecuente.

Resaltó que a raíz de la pandemia, uno de los enfoques principales tuvo que ver con garantizar la salud entre los privados de su libertad, pero también la de sus familiares, no obstante, se debe resaltar que no se puede hacer un comparativo entre entidades, puesto que cada una tiene sus propias características.

Pero también se debe destacar, dijo, que Aguascalientes se distingue por tener Centros de Reinserción Social que no están saturados y que son bien atendidos en cuanto a sus derechos humanos.

Téllez Lino resaltó sin embargo que una de las principales quejas que se reciben en los Ceresos tiene que ver con la salud, “es como la principal queja que se da dentro de las instituciones penitenciarias y era lo que preocupaba en medio de la pandemia”, pero por lo mismo es que pronto se implementaron medidas de prevención, atención y contención.