Un fuerte “golpe” a la delincuencia organizada fue la que dieron agentes de la Policía Civil de Coahuila, tras capturar a 11 integrantes del Cártel del Noreste, entre ellos una pareja originaria de Aguascalientes.
Los hechos se registraron el pasado jueves, cuando inicialmente los agentes de la Policía Civil de Coahuila llevaron a cabo un operativo en el Ejido La Perla, donde hicieron el arresto de tres hombres a quienes les aseguraron droga y varios objetos metálicos conocidos como “poncha llantas”.
Los detenidos dijeron ser originarios de Nuevo Laredo, Tamaulipas y del estado de Nuevo León, además de confesar ser parte de una célula de un grupo delictivo del CDN.
A raíz de las confesiones que rindieron los sospechosos tras los interrogatorios a los que fueron sometidos, agentes del Grupo de Reacción de la PCC y de la Agencia Estatal de Investigación Criminal (AEIC) de la Fiscalía General del Estado, llevaron a cabo un operativo en la Zona Centro de la ciudad de Torreón, donde fue detenida una pareja -hombre y mujer-, quienes dijeron ser originarios de Aguascalientes.
Estas personas se encontraban en una “casa de seguridad” donde guardaban siete armas largas, siendo seis AK-47 y un rifle de asalto AR-15; además de decenas de cargadores, cartuchos útiles y equipo táctico con las siglas CDN, así como una camioneta.
Posteriormente, se realizaron de manera simultánea otros cateos a “casas de seguridad”, donde fueron detenidas seis personas más que están relacionadas con este grupo criminal.
En la colonia Monterreal, fueron capturados dos hombres en poder de un vehículo, un arma larga, un arma corta y dosis de droga.
En otra finca ubicada en la misma colonia Monterreal, fueron detenidas dos mujeres originarias de Nuevo Laredo, Tamaulipas, a quienes les aseguraron diversas cantidades de droga.
Finalmente, en la colonia Rovirosa se hizo la captura de otros dos hombres originarios de Nuevo Laredo, Tamaulipas, a quienes les aseguraron también importante cantidad de droga.
Los 11 detenidos junto con los objetos y droga asegurados, fueron trasladados a la Fiscalía General de la República en Coahuila, donde ya están siendo investigados por agentes de la Policía Federal Ministerial.