«Xingona: una mexicana contra el autoritarismo» está llamado a convertirse en un libro de referencia para entender no sólo la vida de Xóchitl Gálvez Ruiz, sino también los retos y esperanzas de una nación en busca de un futuro más democrático y equitativo, afirmó la periodista y autora Ivonne Melgar, quien invitó a la reflexión y a la acción, recordando que la lucha contra la opresión es una tarea constante y compartida por todos.
El libro, una biografía que desentraña la vida y lucha de Xóchitl Gálvez, está escrito con una combinación de rigor periodístico y sensibilidad narrativa. Ivonne Melgar subrayó que «Xingona» no sólo narra la historia de una mujer que ha enfrentado múltiples formas de autoritarismo a lo largo de su vida, sino que también busca inspirar a los lectores a luchar por un México más justo, igualitario y equitativo.
En conferencia de prensa y durante la presentación, la escritora compartió anécdotas y reflexiones sobre la vida de Gálvez Ruiz, resaltando su papel crucial en la defensa de la democracia y los derechos de los ciudadanos. Recordó cómo Xóchitl Gálvez ha enfrentado el autoritarismo en diversas formas, desde los caciques de su comunidad hasta los dirigentes de partidos políticos. “Para Xóchitl, la oposición en México no está en los partidos, está en los ciudadanos”, destacó la convicción de la actual candidata presidencial de Fuerza y Corazón por México de que los cambios reales surgen desde la ciudadanía.
Asimismo, destacó cómo su autenticidad y compromiso con las causas sociales han resonado profundamente entre los ciudadanos. La autora enfatizó que el libro busca mostrar a Xóchitl Gálvez en toda su complejidad, desde su origen humilde en Hidalgo hasta su papel como una de las principales líderes de la oposición en México.
La presentación contó con la presencia de Angélica de la Peña, exsenadora y defensora de los derechos humanos, quien también ofreció sus impresiones sobre el libro y la figura de Gálvez. De la Peña destacó la importancia de visibilizar las historias de mujeres que, como Xóchitl, han desafiado las estructuras de poder y han trabajado incansablemente por un país más justo.