Ante la propuesta que hizo el gobernador del estado, Martín Orozco Sandoval, de fusionar por lo menos seis dependencias y con ello reducir en un 20% la nómina, el líder del Sindicato Unido de Trabajadores del Estado y Municipio de Aguascalientes (SUTEMA), Federico Domínguez Ibarra, aseguró que los trabajadores de base están blindados y no corren riesgo de ser despedidos.
“Hasta el día de hoy hemos trabajado siempre con respeto con el Gobierno, respetando los derechos de los trabajadores sindicalizados; estamos satisfechos con la respuesta del señor gobernador”, manifestó el líder sindical al cuestionarle si habría o no recortes del personal con la llegada de un nuevo gobierno.
En cuestión de los despidos que se darán, dijo que sólo serán liquidados aquellos considerados de confianza, y en el caso de los temporales, serán evaluados por la nueva administración a fin de decidir si siguen o no desempeñando sus funciones. “Con relación a los trabajadores de base sindicalizados, no entran en el programa de liquidación ya que sólo entrarán aquellos que son de confianza”, explicó.
Actualmente, existen cerca de 2 mil 800 trabajadores de Gobierno, y en lo que corresponde a los de municipio, son cerca de 3 mil 200 empleados.
Enfatizó que en últimas fechas, se reunieron con el gobernador Martín Orozco, con la intención de darle a conocer las condiciones laborales de los trabajadores adheridos al SUTEMA, además de entablar diálogo respecto al contrato colectivo de trabajo; “quedó como pendiente que al principio de su administración empezaríamos a entablar el diálogo, para la negociación del contrato colectivo para los trabajadores sindicalizados del Gobierno del Estado, son los primeros pendientes que vamos a empezar a negociar”.

¡Participa con tu opinión!